Nuestro obrador en Viladecavalls

A finales de 2014, entra en servicio el obrador en Viladecavalls (Vallès Oriental, Barcelona). Las nuevas instalaciones se han equipado con las últimas tecnologías, se han comprado nuevas máquinas de envasado y se han diseñado todos los procesos para cumplir  con las normativas de calidad más estrictas, lo que nos permite estar presentes con mucha más confianza en los más exigentes mercados nacional e internacional.

Un gran reto en nuestro obrador, ha sido conseguir hacer una réplica del horno original de la tienda de Barcelona, para poder tostar desde el obrador con las mismas características y obteniendo aquél sabor y aroma tan típico de casa Gispert.

También se ha construido una nueva cámara de frío con más capacidad que nos permite mantener el producto en las mejores condiciones.

Seleccionamos los frutos secos descartando el trozo y la piel desprendida. Después los vertemos en la máquina envasadora y empieza el proceso de empaquetado.

Atmosfera libre de oxigeno: sacamos el oxigeno de las bolsas de plástico para preservar la calidad del producto. De esta manera, nuestros productos llegan a tener una caducidad de un año, almacenados en un sitio seco, fresco y alejado de la luz del Sol. El etiquetado incluye código de barras, número de lote, fecha de envasado, fecha de caducidad, nombre del producto, descripción, ingredientes, origen e información nutricional. Podemos etiquetar en cualquier idioma.

Porque nuestro producto es tostado en horno de leña: usando madera de encina. Es este, pues, un proceso artesano.

Porque nuestro horno es único. Unas pocas más empresas tuestan con horno de leña pero ninguna mas tuesta con un horno de este diseño y esta antigüedad. El sabor de nuestro producto es tostado y ligeramente ahumado.

Porque casa Gispert vende los calibres más grandes. Calibre 14 para la almendra, 12 para la avellana, Tipo 1 para las nueces de macadamia, etc.

Porque el producto de proximidad es prioridad para nosotros. Almendras, avellanas, pistachos, nueces, piñones.

Porque nuestros frutos secos están bien clasificados por tamaño.

Porque nuestros frutos secos están tostados al punto, sin excesos. De esta manera conseguimos conservar las propiedades saludables del fruto y obtenemos un sabor excelente.

Tostado mejor que frito. Sin aceites (excepto para el cacahuete y las almendras saladas), aditivos, ni conservantes.

El contenido de los tarros de cristal se selecciona a mano. Se trata pues del fruto más grande y entero.

DISTRIBUCIÓN

furgo-Gispert

Nuestros productos se encuentran en las mejores tiendas especializadas. En relación al precio, uno tiene que tener en cuenta que:


Cosecha

Cada año la cosecha es diferente en términos de Calidad y cantidad.


Comercio internacional

Este es un negocio global y las cosechas de América, Australia y Turquía afectan el precio de las cosechas locales.


Origen

El mismo producto con un origen distinto puede tener un precio también distinto.


Calibre

Los calibres más grandes (16 para la Marcona, por ejemplo) tienen un precio más elevado.


Clasificación por calibre y tipo

Una pobre clasificación da lugar a un producto más barato.


Tostado

Con aire caliente, gas, leña. Los dos primeros son más baratos pero dan un resultado más insípido. 

Si no puede encontrar nuestros productos en su tienda habitual o si quiere distribuirlos contactenos a: info@casagispert.com  o Tel. 938 446 000